Español, L'Altaveu, Opinió

¿La próxima crisis, la ventana hacia la independencia?

Llegir en català

Aún no sigues  a @CanalRepública en twitter?

IMG_20180714_072037

Artículo de Joan Canadell empresario y cofundador del Cercle Català de Negocis

Lee todos los artículos de Joan Canadell en Canal República

Los últimos datos del PIB (segundo trimestre de 2018) dicen que Cataluña ha crecido un 3,1% mientras que todo el Estado lo ha hecho en un 2,5%.

Esto quiere decir que Cataluña ha crecido un 32% más que el resto del Estado (2,34%). Esta diferencia en mayor o menor medida hace 3 años que se produce, y de hecho Cataluña hace más de 5 años que crece a este ritmo.

Si nos centramos en la industria, la diferencia es más importante, ya que Cataluña casi dobla el crecimiento industrial del resto del Estado, y sólo en agricultura y construcción crece más el Estado que Cataluña. Hay que decir que el peso de la agricultura no llega al 10% del PIB y que la construcción tiene mucho que ver con las inversiones estatales, de donde ya sabemos que Cataluña está claramente excluida …

Pero lo que está pasando en los últimos meses es mucho más sorprendente.

Mientras que en el Estado se están cerrando grandes empresas y anunciando EREs importantes, en Cataluña no paramos de recibir inversiones internacionales y muchas de ellas son multinacionales de ámbitos tecnológicos de primer nivel y de alto valor añadido.

Las últimas dos semanas sin ir más lejos se han anunciado cierres o EREs de empresas situadas fuera de Cataluña como Geka, Bach, Naval de Sestao, Cemex, Alcoa, Unicaja, Día, Coopbox, Adveo … que en total suman algunos miles de puestos de trabajo. En cambio en Cataluña desde el mes de mayo ha habido un ritmo de anuncios de nuevas inversiones internacionales cercanas a 2-3 por semana (a excepción del verano) con nombres de referencia como Siemens, Nestlé, Facebook, Lidl, Microsoft , Alianz, N26, Covestro, Mediamarket, Paul Hartmann, Henkel, Nike, HP, Norwegian y muchas más de no tan conocidas con el resultado de miles de nuevos puestos de trabajo, muchos con salarios medios o altos, y nuevas instalaciones industriales, logísticas o tecnológicas de primer nivel.

¿Es esto casualidad? No, es el resultado de años de hacer las cosas bien en Cataluña y mal en España.

Aquí el gobierno del Presidente Mas ya anunció en julio de 2014 un plan para incrementar el peso de la industria hasta el 20% del PIB, desde ACC10 hace años que se apostó por promocionar las exportaciones de las PYME y las inversiones multinacionales combinadas en una apuesta clara por la innovación, y también desde la época Pujol había una estrategia clara para las infraestructuras tecnológicas de referencia (supercomputador, centros tecnológicos, sincrotrón, …). En cambio en el Estado las políticas principales han ido siempre destinadas a potenciar los grandes bancos, eléctricas, constructoras y otros de la Oligarquía. El resultado lo estamos viendo ahora con mucha claridad, pero lo que se adivina en los próximos meses es una ampliación de la diferencia de modelos entre Cataluña y España.

¿Qué pasará en los próximos meses? No lo sabemos pero es de suponer que los ingredientes serán similares y por tanto los resultados también …

Todo parece indicar que llega una nueva crisis, no sabemos todavía su profundidad, pero España no ha hecho los deberes para superarla.

La hucha de las pensiones está peor que nunca (ya no hay) y el endeudamiento público es máximo, más de 1,1 billones de euros y por tanto no se podrá optar por una nueva etapa de gasto social para contener los efectos de esta crisis. El paro en España todavía es superior al 15%, en Cataluña 11%, y la nueva crisis implicará volver a incrementarlo, veremos si de nuevo en el Estado se supera el 20% …

España (salvo Cataluña y País Vasco sobre todo) sólo es capaz de competir con mano de obra barata, es el único elemento de competitividad que se ha desarrollado, además de la flexibilidad laboral de una reforma que permite despedir con más facilidad que nunca. Por lo tanto la crisis afectará sin duda en paro, y de rebote deberá afectar a la bajada de las prestaciones y de las pensiones porque si no continúa el crecimiento no se podrá pagar este gasto cuando la deuda pública está en torno al 97% del PIB. Mal asunto.

En Cataluña la situación es muy diferente. Las exportaciones no paran de crecer, año tras año y ya van 8. Esto es una consecuencia directa del “procés”, no tengo ninguna duda.

Después de la última crisis, y de las tensiones con el Estado, cada vez más empresarios han ido viendo que no hay que abandonar el mercado español pero que el mundo es muy grande y ofrece muchas posibilidades. Hoy la mayoría de empresas industriales que han sobrevivido a la pasada crisis exportan, muchas de ellas más del 20-30% de lo que producen, pero cada vez más superan el 50% y algunas destinan incluso más del 80% a el exportación. Esto ya no cambiará y por tanto la nueva crisis lo que hará es que las empresas que aún exportan poco tengan que exportar aún más, y a las que lo hacen más del 80%,  la crisis ni les afectará .

El turismo es el otro gran sector que genera muchos puestos de trabajo en Cataluña, y en este caso quiero recordar que no hace tantos años, época tripartito, se hablaba de que el modelo de sol y playa estaba agotado y había que cambiarlo. Hoy este modelo ya no es la base del turismo. Los cruceros en una ciudad como Barcelona líder europea en este sector, pero también en otros puertos como Tarragona y hasta Palamós o Roses, han aportado un turismo de mucho más valor añadido, gracias a otros aspectos como la gastronomía, el clima, las tradiciones y Barcelona como ciudad atractiva a nivel mundial.

Barcelona ya es la segunda ciudad de Europa preferida para ir de vacaciones, es la cuarta ciudad de Europa preferida para vivir, y es la ciudad del mundo que organiza más congresos, con lo que ello implica en turismo de calidad.

Todo esto no cambiará en los próximos años, al contrario, el proceso hará que cada vez más, Barcelona se convierta en una ciudad para visitar como lo fueron destinos de las repúblicas ex-yugoslavas o bálticas tras sus independencias.

Pero aparte de estos dos sectores principales, como son la industria y el turismo, tenemos también un polo importante de atracción a nivel logístico, pues cada vez más empresas se instalan en Cataluña (en los últimos meses Amazon, UPS, DHL, …) donde además el corredor del mediterráneo implicará un cambio de magnitudes difícilmente valorables ahora mismo. Varias empresas del sector automoción han anunciado en algún momento que si se hacía el corredor instalarían industrias y centros logísticos entre Valencia y Cataluña, y cuanto más cerca estemos de tener esta obra acabada, más inversiones logísticas y productivas vendrán.

El sector de la construcción no tendrá un gran crecimiento en Cataluña a corto plazo, pero tampoco se espera un enfriamiento. Ciertamente mientras vayan llegando inversiones, las exportaciones vayan bien, los puestos de trabajo poco o mucho se incrementarán y por lo tanto las necesidades de vivienda. Cuando habrá un gran crecimiento será en el momento que seamos Estado y se puedan hacer las obras que están paradas hace años (A2, A7, tren a Ripoll, corredor mediterráneo, etc), y también cuando llegue una nueva ola migratoria que situará Cataluña entre los 9-10 millones de personas en los próximos 10 años

Finalmente el sector que hace unos años no tenía grandes implicaciones pero en el que cada vez más Cataluña es una de las regiones líderes, es el de las start-ups tecnológicas. En esta línea el 22@ está siendo un polo de atracción muy importante, junto con las infraestructuras tecnológicas de referencia que he mencionado más arriba y los buenos niveles de las universidades catalanas.

Hoy Cataluña es la quinta región de Europa con más Start-ups, pero hay expertos del sector que han afirmado que en un futuro no muy lejano podemos ser la Silicon Valley de Europa.

Este sector no quedará afectado por la posible crisis que se insinúa, al contrario, las crisis promueven la creatividad y la creación de nuevas empresas en nuevos sectores.

Todo lo que aquí he explicado, lo adelantamos el año 2011 Albert Macià y yo mismo como responsables de estudios del CCN, y lo plasmó en el libro “Cataluña Estado propio, Estado rico”. En concreto definimos 5 estrategias a desarrollar por el nuevo Estado que poco o mucho ya hace tiempo que están en marcha:

1. Polo de atracción de start-ups tecnológicas innovadoras (hemos avanzado mucho)

2. Puerta logística de Asia (necesitamos terminar el corredor mediterráneo)

3. Fábrica de bienes de valor añadido (hemos llegado al 20% del PIB en sector industrial, como las regiones líderes europeas)

4. Líder en turismo de calidad (segundo destino europeo, primera ciudad del mundo en congresos)

5. Sede de multinacionales europeas (desde el mes de mayo han llegado unas 40 multinacionales, muchas de ellas en forma de sede social de Europa)

Lo que quiero decir con toda esta exposición es que a nivel económico y empresarial, Cataluña ha hecho los deberes como si fuera un Estado ya independiente.

Es evidente que en muchos aspectos podrá avanzar mucho más cuando tengamos un estado propio a favor, pero de momento hemos conseguido que nuestra economía sea mucho más fuerte y capaz para superar la próxima crisis.

La reflexión ahora es qué pasará cuando llegue la próxima crisis (dicen que 2019-20). La respuesra es que Cataluña puede seguir creciendo, quizás a niveles del 2-2,5%, en lugar del 3-3,5% actual pero todavía mantendrá una economía saneada, mientras que el Estado puede entrar en recesión o crecimientos inferiores al 1% que implicarían nuevos incrementos de paro y bajada de partidas sociales. Esta dualidad de situaciones, hará que mucha gente que hoy ve todavía la independencia como innecesaria, se dé cuenta que la han engañado y se sienta orgullosa de lo que hemos sido capaces de hacer nosotros los catalanes, todos por cierto, sean del Baix Llobregat o de Pedralbes.

Les invito a analizar lo que irá sucediendo en la vertiente económica en los próximos meses y a explicarlo en todas partes donde vayan, porque cuando antes la sociedad tome conciencia de lo que he explicado, más fuertes nos sentiremos para dar el paso definitivo hacia la efectividad de la República.

Y tal vez la ventana de oportunidad que estamos esperando llegará cuando la crisis en España entre en las casas y vean que los han engañado distrayéndolos con el proceso catalán en lugar de hacer los deberes cuando tocaba.

En el fondo la gente quiere un futuro con trabajo y pensiones aseguradas, hagamos que este mensaje les llegue por encima de las mentiras que les cuentan los medios afines a la oligarquía … ¡Nos conviene a todos!

Joan Canadell

Empresario y co-fundador del Cercle Català de Negocis

Please follow and like us:
error

13 thoughts on “¿La próxima crisis, la ventana hacia la independencia?”

  1. Modesta opino. Seguiu com fins ara lluiteu per que la nostra república es desemvolupi tal com heu disenyat… Jo modestamente fare el que calgui per ajuda vo

    1. Moltes gràcies Joan ,el teu article és excel·lent,una visió perfecte i molt esperançadora,ens cal ,A mi em costa molt que la gent tot i sent independentista ,té por de les replesaries d’Espanya,No creuen que poguem fer la República ara per a ara.
      Felictats

    2. Moltes gràcies Joan ,el teu article és excel·lent,una visió perfecte i molt esperançadora,ens cal ,A mi em costa molt que la gent tot i sent independentista ,té por de les replesaries d’Espanya,No creuen que poguem fer la República ara per a ara.
      Felictats

  2. Estava, estic i estaré amb vosaltres , perquè des-de fa molts anys heu fet pàtria i heu sigut visionaris del moment polític i sobre tot econòmic, moltes gràcies !!!!

  3. Estava, estic i estaré amb vosaltres , perquè des-de fa molts anys heu fet pàtria i heu sigut visionaris del moment polític i sobre tot econòmic, moltes gràcies !!!!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *